Navigation


LSD

La dietilamida del ácido lisérgico, más conocido por sus iniciales en inglés LSD, es una droga alucinógena, que a dosis mínimas, produce potentes efectos. Durante un "trip" (viaje) puede durar de ocho a 24 horas, la persona penetra en un mundo surrealista de brillantes colores, pensamientos confusos y multitud de sensanciones que puede variar de la alegría y la euforia más intensas a horrorosos pensamientos de temor y miedo.


El químico suizo Albert Hofmann sintetizó por vez primera la sustancia en 1938 y en 1943 descubrió sus efectos por accidente durante la recristalización de una muestra de tartrato de LSD. El número 25 (LSD-25) alude al orden que el científico iba dando a los compuestos que sintetizaba.

Los laboratorios Sandoz presentaron la LSD como una droga apta para diversos usos psiquiátricos. Muchos psiquiatras y psicoanalistas de los años 50 y 60 vieron en ella un agente terapéutico muy prometedor. Sin embargo, el uso extramedicinal del fármaco ocasionó una tormenta política que llevó a la prohibición de la sustancia, ilegalizando todos sus usos, tanto medicinales como recreativos y espirituales. A pesar de ello, algunos círculos intelectuales siguen considerando que tiene un gran porvenir como sustancia medicinal. Varias organizaciones, como la Fundación Beckley, MAPS, el Heffter Research Institute y la Fundación Albert Hofmann continúan financiando, promoviendo y coordinando la investigación sobre sus usos medicinales.

Prescripción

Durante muchos años, la dietilalamida del ácido lisérgico o LSD, tan solo era conocida por un pequeño número de psiquiatras o psicoterapeuticas, que encontraron cierta utilidad de la misma en el estudio de algunas enfermedades mentales. Sin embargo, en la década de los sesenta, debido a la propaganda realizada sobre el hecho de que el LSD podía aportar un "mayor conocimiento del propio interior", el abuso de la droga se extendió con rapidez. Sin embargo, el consumo de esta droga ha disminuido de forma considerable hoy día, aunque todavía la emplean con asiduidad algunos jóvenes.

En nuestros días, la mayoría del LSD se fabrica de forma ilegal, consiguiéndose con unos pocos gramos de droga, ingentes cantidades de dinero en el mercado negro.

Fabricación

 El LSD puro es un poco insípido y sin color, que se obtiene de un hongo,Claviceps purpurea el cornezuelo del centeno. Una vez sintetizado, se diluye miles de veces con agua, mezclándose pequeñas cantidades de la disolución del LSD con agua, junto con una base inerte formando tabletas coloreadas o pastillas de formas poco frecuentes, o bien porque se ponen unas gotas en terrenos de azúcar para su consumo.

El cornezuelo es el micelio de un hongo, el Claviceps purpurea, que se desarrolla sobre ciertas gramíneas, especialmente sobre el centeno. La contaminación de la planta se realiza por el estigma en el momento de la floración, y el hongo crece en el ovario donde forma un voluminoso esclerocio, o cornezuelo negro, que reemplaza a la semilla y que contiene diversas sustancias del tipo de los alcaloides, entre las que destaca la ergotoxina y la ergotamina.

 

Riesgos

 El LSD actúa alterando la forma en la que los mensajes son transmitidos entre las diversas células cerebrales. Algunas vías nerviosas cerebrales se sobreexcitan. Los mensajes sensitivos o sensoriales de los ojos, oídos y otros sentidos, no reciben ningún tipo de filtración, liberándose torrentes de información hacía las áreas conscientes del cerebro. Aquellas ideas o conceptos, que normalmente se almacenarían en el cerebro por separado, se conectan, produciendo especies de asociaciones mentales fantásticas. Asimismo, memorias olvidades en el inconsciente pueden reaparecer con suma lucidez y claridad en la mente del individuo.

Desde el punto de vista físico, la droga puede producir náuseas, vértigos, temblores, faltas de coordinación, así como midriasis o agrandamiento de las pupilas de los ojos de las personas que lo han dirigido de forma continua.

El LSD no presenta adicción física, en el sentido de que los que la consumen habitualmente, no se ponen físicamente enfermos cuandola dejan de tomar. Sin embargo, los efectos de un "trip" pueden ser muy peligrosos. Con frecuencia, los que utilizan LSD con frecuencia tienen graves problemas sociales o de personalidad y corren riesgo de depender psicológicamente de la droga.

 


Idiomas

Español Inglés Alemán Francés Ruso Japonés
Portugués Sueco Italiano Holandés Griego Chino

Publicidad


s.beruby.com/images/banner/banner-beruby-146x100-es-ES.gif" />


El Tiempo en Madrid



Otras drogas


Links